Blancovaras

(Agustín Blanco Varas, Madrid 1913 - Sevilla 1993)

A los cuatro años queda huérfano de padre. Estudia en el Colegio de San Ildefonso y posteriomente obtiene becas completando sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, titulándose en 1933. Son compañeros suyos, entre otros Viladomat y Gálvez Mata, escultor. Becado en la Residencia de Pintores de la Alhambra (1933-34) y posteriormente en Tosa de Mar y Mallorca. En esta época es característico un predominio del dibujo, dominando la línea sobre el color.
Miembro, junto con Modesto Ciruelos, Waldo Insúa y otros, del Grupo Juvenil de Artistas de Acción que crea el Salón de Artistas Independientes de Madrid. En 1936 participa en la Exposición Nacional de Bellas Artes, abortada por el inicio de la Guerra Civil.
Se casa en 1936. Movilizado por la República, al final de la guerra fué hecho prisionero, y permanece en los penales de Yeserías y Ocaña, hasta 1941. Durante esos años realiza retratos de compañeros y autoretratos.
Entre 1942 y 1954 vive en Madrid y tiene tres hijos. En este tiempo pinta una serie de óleos de mediano formato en los que el dibujo va perdiendo su protagonismo anterior. Dada la situación política y su pasado, le resulta imposible exponer su obra. Trabaja en publicidad, cartelería y realiza originales para sellos de correos. También colabora con los encuadernadores Brugalla (Barcelona) y Antolín Palomino (Madrid).
En 1954 es contratado, junto con otros artistas, por el Gobierno de la República de El Salvador. Además de iniciar la Escuela de Bellas Artes de San Salvador, realiza retratos oficiales y murales, ilustraciones en publicaciones gubernamentales, así como originales para sellos, condecoraciones, etc. Pinta diversos trabajos coloristas, principalmente desnudos. Alterna trabajo entre El Salvador y España, donde pinta paisajes y retratos. De esta época son diversos carteles para las Fiestas de San Isidro en Madrid.
Regresa definitivamente a España en 1969, dando clases de Dibujo Publicitario en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, hasta su jubilación en 1978. En esta época realiza pequeños desnudos al óleo y por primera vez utiliza el acrílico; realiza también algunos bodegones y retratos de tamaño medio, y diversos trabajos a pluma. En esta etapa domina en su pintura el color sobre el dibujo, al contrario que en su juventud.
De 1978 a 1981 está ciego. En 1981 recupera una visión parcial, con la que realiza trabajos a pluma sobre temas madrileños de su juventud. Varios de estos dibujos pertenecen a los fondos del Museo de Historia, de Madrid. Vuelve a quedar ciego en 1989 y muere en Sevilla en julio de 1993.